Seguro y fácil de operar. Ahorra espacio de almacenaje y costes. Se pueden almacenar vidrios de distintas dimensiones.